Blog · June 8, 2021 0

Sexo Oral

Es una práctica que esta considerada entre las más excitantes que se puedan realizar en un encuentro sexual.

Está acompañada desde siempre por muchos tabúes, de origen social y religioso, quizás esto se deba a que está orientada exclusivamente a proporcionar placer, recibir y dar placer a través del contacto de los genitales con la boca, los labios y la lengua de tu pareja puede llegar a ser una de las experiencias sexuales que lleven a ambos miembros de la pareja al éxtasis total.

Si bien hay personas que rechazan esta práctica y hasta les provoca aversión, para la mayoría forma parte habitual de su repertorio sexual.

De estudios realizados surge que alrededor de un 70% de las mujeres encuentra muy excitante que se le practique el cunnilingus, mientras que cerca del 75% de los hombres recibe con mucho placer la felación.

Para practicar el sexo oral se deben tener en cuenta algunas cuestiones básicas pero muy importantes.

La higiene es una de ellas, se debe lavar la zona genital poniendo atención de limpiar muy bien todos los pliegues de la piel en el caso de la vulva y en el caso del pene se debe dejar al descubierto el glande y proceder a su lavado sobre todo en su unión con el tallo del pene.

La zona anal tampoco debe ser descuidada en cuanto a su limpieza.

 La falta de higiene puede hacer retroceder al más intencionado y voluntarioso de los compañeros o compañeras sexuales.

Un detalle a tener en cuenta es que no se deben utilizar los dientes en el sexo oral, salvo roces muy leves, dado que es muy fácil que provoquen dolor.

Cuando se le hace sexo oral a la mujer es preferible ir despacio, explorando y excitando las distintas partes de la vulva y luego incluir al clítoris, en general no es bienvenida una estimulación desde el principio y directa sobre el clítoris.

Un detalle a tener en cuenta es la barba a medio crecer, que puede provocar incomodidad e irritación en la vulva, con la consecuente distracción y malestar; para evitar este inconveniente debería estar bien rasurada.

Cuando se le practica al hombre la felación, también se puede empezar

lentamente para luego pasar al glande y al frenillo, que es el área más sensible, aunque el varón generalmente acepta de buen grado la estimulación desde el principio sobre dicha zona del pene.

Expresar nuestros gustos y deseos: la práctica del sexo oral pone en inmejorables condiciones a cada miembro de la pareja, para que puede decir que es lo que más le agrada y que no le agrada, ya sea verbalmente o con gestos, es por ello que cada uno debe estar atento a las señales que produce el otro, lo que permitirá llegar a un alto entendimiento sexual, con el beneficio que esto conlleva para la relación de pareja.

El semen: que ocurre con el semen, cada vez que el varón experimenta un orgasmo este va acompañado por la emisión de semen, que es expelido a chorros hacia el exterior.

Hay mujeres que no quieren tener contacto con el semen pero para otras poder recibirlo en su cuerpo, en sus pechos, en su vientre, en su boca, se convierte en una experiencia de alto voltaje erótico.

El semen es producido por las glándulas sexuales masculinas, en el se encuentran los espermatozoides producidos por los testículos; el semen tiene un sabor insípido y en ningún caso el tragarlo implica riesgo de embarazo.

Las personas que practican el derramamiento del semen sobre su cuerpo e incluso lo tragan, refieren que este acto posee un alto valor erótico, tanto para el que eyacula como para el que lo recibe.

Posición del 69: para concluir podemos hacer mención de una de las prácticas sexuales más completas y placenteras para la pareja, nos referimos ala posición del  69  donde ambos miembros de la pareja ponen en contacto sus genitales con la boca del otro al mismo tiempo.

Si coordinan la estimulación y muestran un poco de paciencia, ambos pueden llegar al orgasmo simultáneamente, pudiendo alcanzar uno de los momentos de éxtasis más completos dentro de la pareja.