Uncategorized · May 8, 2021 0

CIRUGÍAS INTIMAS FEMENINAS

Desde hace un tiempo en nuestro país se realizan este tipo de cirugías, con el fin de resolver problemas de salud concretos como el prolapso y la incontinencia urinaria o con fines estéticos y también para obtener mayor placer en las relaciones sexuales.

Las estructuras del piso pelviano son las que permiten el poder desarrollar normalmente las funciones sexuales, de micción, defecación, la continencia urinaria y de materia fecal.

Estas estructuras pueden deteriorarse durante los partos, las cesáreas, los embarazos, etc…

Para solucionar los problemas que provocan el daño de estas estructuras se realizan intervenciones específicas que tienen un alto grado de efectividad y devuelven a la mujer una muy buena calidad de vida.

En las mujeres que han tenido varios hijos por parto natural es común que la vagina quede más grande por los sucesivos estiramientos de los partos, esto provoca una menor fricción durante la penetración que tiene como consecuencia un menor placer tanto para ellas como para sus compañeros, así la vagina ampliada se convierte en un problema.

Este inconveniente se presenta también por el paso de los años, con el envejecimiento los músculos van perdiendo tonicidad y elasticidad, lo que trae como consecuencia que  el conducto vaginal vaya perdiendo paulatinamente su forma y se agrande.

Para solucionar este inconveniente se procede a efectuar una vaginoplastia o rejuvenecimiento vaginal donde se restauran los músculos del periné con lo cual la vagina recupera  la forma y tamaño adecuados.

Luego tenemos una serie de intervenciones de tipo exclusivamente estético, que son las cirugías plásticas de vulva, a saber:

  • Perineoplastia con Láser: este procedimiento proporcionará una vulva de mejor especto y más juvenil.

En la intervención se procede a mejorar los labios externos o mayores y los labios menores relajados. Y también se rejuvenece el perineo envejecido o flojo.

  • Labioplastia Reductora con Láser: muchas mujeres se quejan de tener los    labios menores o internos demasiado grandes y que sobresalen de los labios mayores, provocándoles molestias a la hora de usar ropa ajustada o simplemente sienten vergüenza al tener que mostrarse desnudas.

Con este procedimiento se los reduce y también se los iguala en el caso de ser uno más grande que el otro

  • Labioplastia de Aumento: consiste en transplantar grasa obtenida de la misma paciente mediante la lipoescultura y colocarla en los labios mayores o externos, con lo cual adquieren un aspecto más pleno, rozagante y juvenil.
  • Lipoplastia Vulvar: con este procedimiento se extrae grasa del monte de Venus y de la parte superior de los labios mayores.

Con lo cual se logra un mejoramiento estético y un contorno más atractivo de toda la zona púbica.

  • Himenoplastia o Reconstrucción del Himen: con esta intervención quirúrgica se logra la restitución de la virginidad,  reconstruyendo completamente el himen. Es bueno saber que este procedimiento se realiza con anestesia local.

Los casos donde se interviene para curar una patología son cuando hay un prolapso con o sin incontinencia urinaria y cuando hay algún tipo de desgarro perineal.

Así mismo es conveniente aclarar que no hay una base científica para afirmar que este tipo de cirugías están relacionadas con el placer sexual de forma directa.

Dicho con otras palabras, la mujer que no puede obtener el orgasmo, no lo logrará por someterse a alguna de estas intervenciones, dado que el placer que se obtiene en una relación sexual depende de múltiples factores, como el tipo de compañero, la estimulación efectiva que se recibe, las fantasías eróticas, el amor, etc.

Pero lo que hay que tener muy en cuenta es que nuestra sexualidad está íntimamente relacionada a como nos sentimos con respecto a nuestro propio cuerpo, todo lo que nos haga sentir más cómodos y confiados con nosotros mismos se reflejará en un mejor desempeño sexual y relacional con las otras personas.

En definitiva las cirugías intimas no harán que una mujer con algún trastorno sexual lo solucione, para ello deberá buscar al terapeuta especializado en sexología.

Lo que si obtendrá son mejorías funcionales y estéticas que la beneficiaran psicológicamente y la harán sentirse más a gusto con su propio cuerpo, como lo hacen otros tipos de cirugías estéticas (de mamas, de glúteos, de nariz, etc…).