¿En que consiste una terapia ON LINE?

Este es un sistema de hacer psicoterapia muy nuevo que todavía en nuestro país es poco utilizado.

Lo primero que deberíamos explicar, dado que hay muchas personas que no lo saben, es que significa ON LINE.

Es un término muy usado en el mundo de la computación, con el cual se indica que se está conectado a Internet en ese momento, o sea que en ese preciso momento la persona está frente a su computadora y se lo puede contactar, en otras palabras, podemos hablar con ella.

La red global de comunicación, o sea Internet, permite desde hace algunos años que dos o más personas puedan comunicarse a través de su computadora sin costo alguno. Esto sin importar el lugar del mundo donde las mismas se encuentren.

La comunicación puede realizarse a través de un mail o carta electrónica o el chat que consiste en conversar pero escribiendo o con un llamado de voz como en el teléfono o también con un llamado con la transmisión de la imagen de los que hablan en ese momento o sea una video-llamada.

Come vemos el sistema es muy flexible y el efecto que produce era algo realmente impensado hasta hace unos años atrás, llega a anular las distancias prácticamente a cero. Este es un fenómeno social de una magnitud tal, que nos es difícil poder imaginar la incidencia que tendrá sobre la vida de las personas.

Vivir en un mundo totalmente integrado, es vivir en un mundo distinto al que se vivió hasta aproximadamente los años 70 u 80. Hoy ya estamos viviendo parte de ese cambio, que a no dudarlo posee el rango de “revolución social”, en tanto que incide sobre múltiples aspectos de nuestra vida diaria y en las relaciones sociales, una muestra de todo esto son la gran cantidad de parejas que se han formado a través de este medio de comunicación.

Por lo tanto ahora tenemos a disposición un medio de comunicación muy completo compuesto de sonido e imagen, utilizarlo para realizar una psicoterapia es algo novedoso, si bien en otros países se está utilizando desde hace un tiempo.

Basta pensar en las video conferencias que se llevan a cabo todos los días en el mundo para efectuar intervenciones quirúrgicas de altísima complejidad, donde especialistas de distintos países asisten con su supervisión y consejo a otros que son los que están efectuando la intervención misma.

¿Para quien es útil una terapia on line?

Para todas las personas que por algún motivo no puedan o no desean encarar una terapia presencial.

Las causas para no utilizar una terapia presencial, pueden ser por dificultad de traslado, por vivir en una zona donde no hay disponibilidad de profesionales especializados (generalmente zonas rurales o semidesérticas), por prejuicios de no querer consultar a un psicólogo o un sexólogo (el famoso ¿qué dirán?).

Pero también muchas personas pueden encontrar en el medio computerizado una herramienta útil, que brinda comodidad y privacidad total en tanto la persona o la pareja no tiene que moverse de la intimidad de su hogar.

Los terapeutas apegados a la ortodoxia de la clínica, objetaran este medio, como impersonal y como obstáculo para apreciar toda la conducta de la persona durante la sesión. Y esto último es en parte cierto, pero ocurre que sin esta opción es muy probable que la persona jamás consulte por su problema y por lo tanto nunca se pueda hacer un diagnostico con lo cual queda negada la posibilidad de aplicar el tratamiento adecuado y llegar a la solución del trastorno que lo aqueja.

Y esto es muy cierto sobre todo en lo referente a la sexualidad, donde justamente la no consulta impide la superación del trastorno, siendo que con el tratamiento adecuado un muy alto porcentaje de pacientes logran una completa recuperación.

En cuanto a lo impersonal del medio de comunicación, podemos considerarlo un prejuicio, dado que toda práctica terapéutica implica el establecer una relación entre el paciente y el terapeuta y pruebas de que el medio electrónico posibilita la relación entre las personas, las hay por millones todos los días. Estas van desde una relación comercial, pasando por relaciones de enseñanza-aprendizaje, hasta el establecimiento de relaciones amorosas que en innumerables casos se concretan en parejas y matrimonios (aun entre personas de distintos países).

Algunos objetaran que el procedimiento no es ético, pero creemos que se confunde la formalidad (el lugar o sea el consultorio y el estar presentes) con la ética.

Lo que se ajusta a una determinada ética es lo que hacen las personas o sea su conducta y todos sabemos que hay personas muy poco éticas que actúan de forma presencial en cualquier profesión, por lo tanto queda claro que la ética nada tiene que ver con el lugar y la presencia.

Y aquí sería oportuno citar una anécdota que incluso muchos psicólogos desconocen: la relató el propio Sigmund Freud, resulta que se encontraba paseando en un bosque de su Austria natal en verano, cuando se encontró con una joven, comenzaron a hablar y esta le dijo que tenía un problema, se sentaron en el piso y allí hicieron una sesión terapéutica que él mismo describió en detalle y eso a pesar de que Freud fue uno de los cultores del “diván”.

Como vemos cuando se establece una relación valedera el entorno pasa a segundo plano.

Básicamente una “terapia on line” se desarrolla de la misma forma que una terapia de tipo presencial, con la diferencia que la presencia la posibilita el medio de comunicación, es su función anular la distancia que separa a las personas que se relacionan en este caso, en la terapia.